top of page

Errores en nuestras rutinas de cuidado de la piel

Todas tratamos de cuidar nuestra piel y de seguir una rutina bien pensada. Pero a veces, tenemos hábitos malos, inútiles o hasta contraproducentes que pueden arruinar nuestra rutina. Veamos estos errores, que una vez rectificados, pueden ayudar a conseguir los resultados esperados.


1. No diferenciar desmaquillar y limpiar.

Ante todo, es importante limpiarse la cara en la mañana y en la noche. También, es importante acostumbrarse a realizar cada noche un ritual limpiador de dos pasos. Y sí, ya les he hablado de la doble limpieza (dale click para leer mi artículo completo), pero lo quería volver a mencionar en este artículo porque para mí, realmente hace una diferencia.

Empezamos aplicando un bálsamo o un aceite desmaquillante para eliminar todas las impurezas como el maquillaje, el protector solar o la contaminación. Después, limpiamos con una leche, una crema o un gel limpiador. Con los productos adecuados, que corresponden a las necesidades de tu piel, este ritual de limpieza se adapta a todas las pieles. Restaurará la luminosidad y la claridad de la piel evitando imperfecciones, puntos negros y poros dilatados.


2. Frotar = agredir la piel durante la limpieza.

No sirve frotar la piel durante la limpieza. Gestos demasiado fuertes pueden alterar la barrera hidrolipídica y dañar la envoltura protectora de la piel. Cuando se altera, terminas con arrugas de deshidratación, granos, enrojecimiento y, pues... no es lo que buscamos. Un masaje suave combinado con productos adecuados para tu piel, son suficientes para despegar todas las impurezas y células muertas.


3. Olvidar el cuello y las manos.

Son zonas sensibles a las agresiones externas. Pueden presentar fácilmente manchas o una pérdida de firmeza y elasticidad, por lo que pensamos en limpiarlos e hidratarlos bien.


4. Olvidar el contorno de ojos.

Es a menudo una zona olvidada del rostro. Sin embargo, es una zona frágil por la finura de la piel. Por lo tanto, merece toda nuestra atención ya que es la primera zona de la cara que se marca con los signos de cansancio y/o envejecimiento prematuro de la piel.


5. Cambiar muy seguido su rutina de belleza.

Cambiar su rutina de belleza tan pronto como se tiene el menor cambio local en su piel tipo un grano o una arruga no es bueno. Para funcionar, un producto de skincare debe ser aplicado y utilizado regularmente y a lo largo del tiempo. También, se aconseja tener la misma rutina de belleza durante varios meses para ver la eficacia.





¿Cuáles de estos errores has cometido? ¿Hay alguno que aún cometes? ¡Cuéntamelo todo en los comentarios!


186 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


KLiN%20Logo-03_edited.png

¡Gracias por tu visita!

Para recibir los nuevos artículos

¡suscríbete!

¡Muchas gracias!

  • Facebook
  • Instagram
  • Pinterest
bottom of page